BIM y la CFI en un concepto clave !

 

Desde hace varios años el aumento de los esfuerzos para desarrollar la tecnología BIM en un servicio, la industria, la construcción y la gestión futura (gestión) de los edificios, más eficiente en términos de producción y la economía y más responsable de un impacto en el medio ambiente.
 
Los primeros pasos hacia el BIM se iniciaron hace 30 años, sin embargo, dados los resultados cada vez más concluyentes, la tecnología BIM es una necesidad, tanto es así que en el ámbito europeo, ya muchos países, tales como países Bajos, Dinamarca, Finlandia y Noruega requieren su uso para ciertos proyectos, y que otros países, como Francia hará su uso obligatorio para los proyectos públicos muy pronto; en 2017 para Francia de 2018 para Alemania.
 
Esto en apoyo de la Directiva votó en el Parlamento Europeo en enero de 2014, la Directiva sobre contratación pública en la Unión Europea (EUPPD) para alentar a los países miembros a reformar, modernizar el sector de la construcción y la infraestructura a través de la digital, incluyendo BIM.

 

 

 

Esto no es sólo para la modernización, sino también para estandarizar mediante la convergencia de los métodos y procesos a nivel europeo para optimizar la producción y hacer que esta industria se eleva en la calidad de su competitividad a nivel mundial y tomar los mercados internacionales.
 
Los Estados Unidos, Hong Kong y Singapur, ya han hecho el cambio a la optimización de la productividad del sector de la construcción.
BIM se convierte en una necesidad, los desarrollos realizados en el curso de los últimos años, en apoyo de la rápida evolución de la tecnología de hardware de la computadora y la información se revolucionó.
 
Una revolución tecnológica sin duda, pero también una revolución en el pensamiento, al trabajo, a organizarse.
 
Especialmente en lo que BIM se combina hoy en día con la nube, SIG, grandes volúmenes de datos, redes inteligentes, para abrir nuevos campos de la innovación y los servicios.
BIM o el modelo digital, Inglés BuildingInformationModeling (o su transcripción francesa de BuildingInformationModeling (MIB)), apoyarán el modelado en 3D para crear un mundo de realidad virtual con parámetros muy específicos.
 
Estos modelos, únicos digitales para cada edificio, exactamente no sólo contienen toda la información geométrica, pero todos los datos necesarios para la construcción, suministros de fabricación y mantenimiento e incluso la demolición.

 

 

Así, el proyecto con BIM toma consistencia en el tiempo con una especie de dominio, incluso la planificación de su evolución en el tiempo.
 
La gran cantidad de información contenida en este modelo inteligente de lo BIM, por ejemplo, cantidades, las propiedades de los componentes de construcción, las especificaciones antes de BIM, no conectado directamente al objeto digital gráfico, utilizado para diseñar y analizar los proyectos en tiempo real, para garantizar la coherencia y la síntesis técnico para la construcción y operación.
 
La herramienta BIM permite la simulación en la fase de diseño para facilitar la toma de decisiones y anticiparse a las dificultades, mejorar la calidad del diseño y garantizar la viabilidad, sobre todo en términos de coste, rendimiento energético y el impacto cuestiones ambientales que son el primer edificio de hoy a través de los compromisos europeos y franceses sobre estos temas.
 
La simulación energética, por ejemplo, mediante la integración de los parámetros climáticos BIM, normas, decisiones técnicas y de diseño asociados al proyecto se hace mucho más simple.
 
Poco a poco todos los proveedores pasan al formato digital y a proporcionar catálogos de productos digitales, paramétricos, integrados en el modelo.
 
BIM permite simular, analizar, monitorizar y visualizar. Esta optimizado, rápida y muy precisa.
 

 

 


También con BIM es que se convierte en una herramienta de gestión en el tiempo que permanece unido al edificio como un pasaporte único que reúne toda la información necesaria para su construcción, operación, mantenimiento, abarcando así todo su ciclo de vida.
 
BIM introduce el nuevo concepto de interoperabilidad en el que subyace un cambio hábitos de trabajo con su sistema "abierto" openBIM.
 
De hecho BIM promueve la colaboración a través de un formato de archivo IFC (IndustryFoundationClasses), que permite el intercambio de informaciones entre los programas. Y todos los interesados ​​en el proyecto: los clientes, los arquitectos, ingenieros y empresas potencialmente pueden trabajar en el mismo modelo y con toda su información, con la posibilidad de que esto se hace de forma simultánea. Al alimentar el modelo, todos los datos en los que la nueva información se actualiza automáticamente.
 
BIM por tanto, se considera un recurso compartido de conocimientos y en el  proceso del proyecto en una sucesión de secuencias es un proceso continuo de colaboración.
 
Concretamente hay más intercambio de DWG o DXF pero es el IFC, el formato de archivo orientado a objetos, a través del cual todas las aplicaciones de construcción (software de CAD arquitecto e ingeniero, software de diseño estructural, la simulación de aislamiento térmico y acústico, etc. ) pueden comunicarse y operar en una base de datos única del edificio en cualquier momento de su ciclo de vida.

El IFC puede describir y visualizar los objetos que componen el edificio. Contrariamente a lo que pudiera pensarse, estos objetos no consumen más tiempo que cuando se trata un proyecto sin BIM, es sólo que las especificaciones se dan mucho antes en el proyecto y el impacto de los mismos significativamente desde el principio.
 
Permitiendo que en un extremo ahorrar tiempo y en muchos casosde estudiode BIM fueron capaces de demostrar el ahorro real.
Promover el intercambio y facilitar la comunicación, centrándose los datos en un único modelo, el apoyo a la colaboración, modelo BIM ofrece muchos beneficios y se ahorra en todos los frentes: calidad, ahorro de tiempo.
 
 Permite una gestión simplificada y optimizada de la información, evitando unas pérdidas significativas de información reconocida entre cada paso, y por lo tanto las posibles inconsistencias, repeticiones y redundancias… puntos para llenar estos vacíos, entrando en un proceso tedioso, porque los datos están abordados por varios interlocutores, generando imprecisiones y potencialmente alterando el proyecto.
 
Con el formato de intercambio de IFC, los participantes en el proyecto ya no tienen que traducir manualmente los datos de un formato a otro, la comunicación entre las diferentes partes en el proyecto son, pues, aceleradas y los proyectos se desarrollan más rápidamente con un reducido margen de error, una mejor coordinación y una buena voluntad para mantener la mejora progresiva. Lo que constituye un ahorro en el proceso del proyecto, significativo.
 

 

 

 

Mientras tanto, la actualización en tiempo real de la información ayuda a mejorar el rendimiento económico del proyecto. Mediante la combinación cuantitativa precisa, la información de costes en tiempo real, especificaciones actualizadas, la planificación del presupuesto es más precisa y controlable al administrar el sitio.
 
Es por tanto un tiempo considerable y una mayor fiabilidad, así como un valor añadido al proyecto que no deja de distinguir en el mercado, los profesionales que trabajan bajo BIM y los que no lo son.
 
 El beneficio del profesional para trabajar con BIM va más allá de la construcción de una estructura, que aporta la provisión de herramientas necesarias para la operación y mantenimiento de los mismos. Ya sea para un pequeño o un gran proyecto, el proceso BIM se justifica en traer su valor añadido. Por ejemplo, mientras estamos en un momento en que la cultura de la eficiencia energética tiene sus raíces en el consumidor, incluso a pequeña escala (CEE es obligatorio desde hace varios años para cualquier transacción de bienes raíces), este puede resultar más y más preocupado y sensible al coste de la operación, que a la mera perspectiva de una ley de energía.
 
La demanda de un proyecto sostenible en términos de medio ambiente y de consumo de energía está presente para los proyectos públicos, pero también para los privados y en todas las escalas.
 
Como podemos entender el BIM no es un software o una marca de software, sino un proceso de los métodos y datos de trabajo. La herramienta real es el formato IFC para el que los ISV y aplicaciones han creado conexiones, permitiendo la importación y la exportación a este formato como oferta ARC +. Otros han desarrollado extensiones integradas, permitiendo parámetro BIM. El modelado 3D y la visualización son por supuesto parte del proceso BIM.